SUPERCLASICO PARTE 1: Boca 2 River 0

Boca ganó con las armas que le permitieron ser campeón: solidez, gol y control. River amagó pisar fuerte pero se desmoronó con el primero de Blandi. El Chori fue expulsado en el primer tiempo y dejó a su equipo sin ideas.

Que uno era un equipo formado y sólido y el otro uno en formación con buenas señales era sabido desde hace rato. La coyuntura no disimuló las realidades de Boca y de River. La capacidad del campeón no pudo contra el envión y necesidad de un equipo que busca darle alivio a su gente que le ayude a soportar su paso por la B.

River arrancó como para mostrarse dominador. Atento, presionando, provocó desorden en el tan ordenado campeón. Así fue que Cavenaghi primero, y Funes Mori después tuvieron las chances para darle al partido un curso. Pero el eje lo tomó Boca y su control del juego. Gran jugada de Mouche (arrancó adelantado) y mejor cabezazo de Blandi.

Las reacciones al gol serían determinantes. Boca lo hizo como en todo el torneo. Pinchando el partido, lo duerme, lo mete en un freezer y chau. River empezó a desesperarse. Es cierto, Abal dirigió mal y toleró varias infracciones a Domínguez, pero el Chori no puede sacarse como se sacó. Su expulsión le quitó al equipo de Almeyda la única usina creativa que parece tener. Cavenaghi buscó y no pudo, Funes Mori se movió sin profunidad y apenas Sánchez terminó siendo lo mejorcito del equipo

-Tomillo-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s